10_Fotor_20210508
DE HISTORIA Y GASTRONOMÍA

Soy una persona con muchos proyectos a cuestas, soy tarotista, historiadora y gastrónoma, fanática de muchas cosas divertidas: me encanta viajar, cada vez que puedo, me apasiona la fotografía, el tiro con arco, hacer esculturas con cosas orgánicas recicladas y pintar sobre papel de acuarela con los colores que me brindan las hierbas y especias, pero sobretodo, me encanta cocinar para mis amigos, crear recetas nuevas y hacer sinergias entre el arte, la cultura y la gastronomía.

Antes de llegar al Tarot, hice un camino tan diverso, como los caminos que hacemos todos intentando ordenar nuestra vida de adulto. Estudié historia en la Pontificia Universidad Católica de Chile, y desde muy temprano en la carrera trabajé e investigación sobre historia de Chile, historia de la vida cotidiana, historia del arte, historia de América y Europa contemporánea y desarrollé una de mis grandes pasiones, la historia de la alimentación y la gastronomía. He publicado trabajos de investigación y difusión sobre la historia de la alimentación y la gastronomía chilena y la investigación es una actividad que siempre me mantiene pendiente de la evolución del patrimonio alimentario chileno, como parte de nuestras raíces. 
En el trabajo como historiadora de la alimentación, me parece fundamental la coperación entre diferentes disciplinas y empecé a vincularme con el estudio y el comportamiento de la gastronomía contemporánea, sus formas de trabajo e innovación y a conocer desde dentro el mundo de la comida a escala artesanal e industrial, pública y privada, las tendencias alimentarias, la nueva cocina, las políticas públicas, la globalización de la alimentación y sus implicancias para las personas y su relación con el medio ambiente 

LA IRRUPCIÓN DEL TAROT

Durante mucho tiempo sentí que había una fractura y una desconexión entre el trabajo de historiador y las personas y su cotidianeidad. Por esos años, ya estamos hablando de más de veinte, irrumpe el tarot en mi vida.
Empecé a estudiar qué era el tarot, de dónde venía y cómo y porqué tenía esa capacidad de enlazar información entre el lector y el consultante de manera tan fluida.
Quería descifrar, dónde estaba la magia de la comunicación y su poder sanador, pero no es hasta el momento en que empiezo a hacer lecturas a personas, es cuando descubro cómo se desata la "magia" de este oficio tan gratificante.
En el ejercicio periódico de hacer tarot, hay cada vez una tensión creativa, hay expectación hasta el momento del encuentro con el consultante.
La primera sanada por el tarot fui yo. Aprendí a integrar elementos para ofrecerme serenidad, paciencia y una sensación de felicidad que permanece, pese a los problemas o tristezas que pueden aparecer en el día a día.
El tarot ha sido un camino consciente y libre, porque te ayuda a construir el mejor de tus futuros

TESTIMONIOS

ASERTIVA Y RESPETUOSA

Carolina es una excelente tarotista, que de modo empático y sensible, ayuda y me ha ayudado mucho en mi desarrollo personal. Es asertiva y respetuosa,…

Leer más...

ES CERTERA Y CLARA

Llegué en busca de orientación en un momento de mi vida en que me sentía confundida y desconectada. Al ir escuchando a Carolina las palabras…

Leer más...

FUE UNA SESIÓN MUY MÁGICA

He dejado pasar unos días desde nuestra sesión para darme un tiempo para poder decantar y reflexionar toda la información que me has dado. Te…

Leer más...

NAVEGAR POR TU PROPIO INCONSCIENTE

Navegar por tu propio inconsciente con La Baraja del Tarot es una experiencia fascinante, que es llevado con delicadeza y firmeza por Carolina. Las lecturas…

Leer más...